Wednesday, October 31, 2007

Sobre pesos y medidas

Cuando la niña Socorro nos explicó que existían tres medidas básicas, los gramos, los litros y los metros, sus múltiplos deca, hecta y kilo, y submúltiplos deci, centi y mili, me pareció tan obvio y tan sencillo que estaba seguro iba a sacarme un cien en ese examen. No recuerdo ahora, si me pegué el cien o no, muy posiblemente no, pero sí recuerdo con claridad lo sencillo del sistema puesto que solo había que dividir o multiplicar por diez, cien o mil.

Con el tiempo descubrí que otros países no utilizaban el Sistema Métrico Decimal ni el Sistema Internacional de Unidades (SI) que son casi lo mismo, pero por el contrario usan otras medidas como las libras, millas y galones.

No tengo muy clara, aún, la razón por la cuál esos países no han migrado al SI pero sí puedo asegurar con toda propiedad, ¡que no logro comprenderlo!

He aquí algunas de las razones por las cuales no entiendo este otro “sistema”:

¿En cuanto se divide una milla? En los rótulos de la calle, puede leerse que la salida a determinada ciudad está a media milla o peor aún, a una milla y tres cuartos. ¿Cómo es posible que el conductor sepa a qué distancia queda esa salida tomando como punto de referencia el mismo rótulo? Y no puede saberlo puesto que carece de una herramienta que le diga, con certeza, la distancia que recorre. Difícilmente cuando conduzco puedo, en fracciones de segundos calcular, no la distancia, pero el tiempo que me tomará llegar a esa salida. Quizá si pudiera dividir la velocidad del automóvil entre la distancia indicada. “Si voy a setenta y dos millas por hora quiere decir que en una hora habré recorrido 72 millas siempre y cuando no altere la velocidad, pero bueno, lo que necesito es saber cuanto tiempo me llevará recorrer una milla y tres cuartos a una velocidad de setenta y dos millas por hora"… aquí pueden suceder dos cosas, que sigo calculando en el aire y para cuando logre obtener la respuesta, posiblemente habré dejado atrás la salida que tenía que tomar, o bien, que me detenga a un lado de la carretera para sacar la calculadora, lo cual presentará otro problema puesto que en ese momento no estaré viajando a una velocidad de setenta y dos millas por hora, sino a cero millas por hora lo que me llevará a incluir supuestos en mi problema y nunca llegaré a mi destino.

La otra opción un tanto menos compleja es utilizar el odómetro, con el inconveniente que el de mi carro, al igual que el de todos los carros del mundo, viene en millas subdivididas en diez (o en kilómetros subdivididos en diez, lo cual no causaría ningún problema), pero yo necesito saber cuánto son tres cuartos, es decir 0.75 millas, o sea que cuando el último número del odómetro pasa a 7, ¿cómo hago para saber en qué momento está en 7.5? si de repente lo veo cambiar a 8!!! Además, ¿cuánto es un décimo de milla? ¿Por qué lo carros vienen con odómetros subdivididos en décimos si los rótulos están subdivididos en cuartos? O arreglan los rótulos o arreglan los odómetros.
No me sorprende que este país tenga el record de ventas de GPS.

A quien no quiere caldo, dos tazas. Encima de todo esto, se les ocurre crear una competencia de cuarto de milla. Perros, caballos, carros, motos y sepa Dios qué más, miden quién logra recorrer un cuarto de milla en línea recta más rápidamente. Apasionante el deporte, cierto, pero ¿cómo se mide un cuarto de milla? ¿Cómo sabe el chofer, el caballo o el perro que ha avanzado realmente esa distancia? ¿Con qué instrumento se hizo el trazo? Y si ese instrumento existe, ¿por qué no viene uno en cada carro? ¡Viera usted lo útil que sería!

Como buen aficionado del automovilismo, mi cerebro se ha visto retado a comprender lo que yo normalmente llamaría algo ilógico, no sólo por las carreras de cuarto de milla, sino porque también existen carreras de un octavo de milla.

Otra incógnita con la que he tenido que vivir es que los fabricantes de automóviles insisten en indicar el tiempo que tarda el vehículo en llegar a 60 MPH. La razón detrás de esta medida es y creo que será, un misterio para mí. ¿Por qué 60 millas?. 60 es un número rarísimo. ¿Por qué no 50 o 100 que parece más lógico? Además, 60 está por encima del límite de velocidad permitido en muchos estados. Así que tan ilegal el numerito como absurdo, y esos mismos fabricantes se han empeñado en darle el mayor rendimiento a las cajas de cambios de manera que la segunda se agote precisamente cuando el carro alcanza 60 millas por hora. ¿Dígame usted si esto le suena normal? ¡Porque a mi, honestamente, no!

Suceden cosas parecidas cuando uno pretende utilizar llaves y otras herramientas. Un día de estos, cuando me dieron la placa metálica del Civic, fui a la ferretería a comprar un par de tornillos para colocarla. Resulta que como no sabía qué tamaño debían ser, tomé dos que pensé, eran la medida correcta: 5/8. Al llegar al carro y ver que no me servían, fui por otros más pequeños: 9/16, pero resultaron demasiado chiquitos, entonces regresé a la tienda por tercera vez y pedí asistencia. El primer dependiente que intentó ayudarme se rindió y llamó a “Jose”, porque Jose es el amo y señor de los tornillos y se sabe todas las medidas de memoria. Le hice, a Jose, la misma pregunta que al tipo anterior. “¿Cuál medida hay entre 5/8 y 9/16 porque estoy necesitando uno más pequeño que este, pero más grande que este otro” El tipo se llevo la zurda a la barbilla y repitió mi pregunta en voz baja… no me molestó que no supiera porque no es su culpa que se usen esas medidas de M. Después de 5 minutos ayudándome a comparar tornillo por tornillo me dice “no existe un tornillo entre esos dos, por fuerza debe ser uno de los dos”…

En el gimnasio se presenta otro misterio. Las pesas están en libras, obviamente, pero hay unas que son de 2.5 libras. ¿Por que aumentar 2.5 libras? ¿Qué tal si solo aumentamos 2 y vamos de 2 en 2? O nos dejamos de culioladas y aumentamos 3 libras de una vez. Pero ¿por qué tienen que ser 2.5? Es que hasta aplayado me suena el numerito.

En los aeropuertos, Seguridad, te quita los envases que llevés en la maleta de mano y que sean mayores a las 3oz. 3 onzas!!!! ¿Han escuchado un número más raro que ese? Yo lo había escuchado solo en cuentos y en tele “3 Chanchitos, los 3 Chiflados y los 3 Reyes Magos” me pregunto a quién se le ocurrió la impresionante idea de restringir en 3 la cantidad de onzas; y ojo, onzas fluidas gringas, porque también las hay británicas, dicho sea de paso. Y sí, correcto, nosotros no tenemos gramos fluidos ni secos. Sino gramos y mililitros, ¡punto! Lo único que puedo pensar es que ese tipo no era Tico, porque ningún Tico que se respete dice 3 porque fijo alguien le responde que adopte una posición un tanto indecorosa.

Con respecto a las medidas utilizadas en la cocina no me voy a meter porque rara vez visito ese lugar y además, si no comprendo las medidas en un taller, la cocina sería para mí como tratar resolver un ejercicio de segundas derivadas con números romanos y el enunciado en turco; pero no muy largo les anduve cuando me coroné un día de estos que fui al supermercado. Resulta que descubro, en un mostrador, galletas que se veían bastante buenas, y que además se vendían por peso y el precio estaba en cuartos de libra. Sí, correcto, ¼ lb. por $2.95. Así que pensé que era una oportunidad única para probar las galleticas y ver, cómo funciona una romana, báscula o pesa, según de la región de donde usted venga (nosotros en Puntarenas decimos romana) en libras y comprender cómo haría la señora para medir un cuarto de libra, o sea, 3.6458 onzas, o sea 113.39 gramos. Discretamente camino con ella hacia la romana, ella de un lado del mostrador, yo del otro. Mientras pesaba las galletas, yo trataba de leer los números de la báscula sin mucho éxito. La señora me volvió a ver con cara de desaprobación y asumí que sentía que yo lo que quería era asegurarme que me hubiese echado la cantidad correcta, así que pensé que lo más sano sería explicarle la razón por la cual intentaba leer los números (sí ya se, se me salió el tico). “Es que mire, yo quería saber cuánto marcaba la romana cuando usted echaba un cuarto de libra”. La señora seria viéndome a los ojos. Creo que necesita más explicación. “O sea, ¿cuántas libras son? ¿Libras?. Eh digo, onzas. ¿Onzas?. O sea, ¿cómo sabe cuánto es un cuarto de libra? Más seria aún viéndome a los ojos con expresión de “este mae no puede ser tan imbecil!!” Entonces me dije, claro, esta Sra. necesita toda la historia. Así que exagerando mi, de por sí marcado acentazo, le dije “Es que yo aún no me acostumbro a las medidas en este país” y la sra seria, tomó actitud de abuelita enternecida, me veía ahora con expresión de “pobrecito el mojado”, y me dice con una voz muy suave y amable “cuando la báscula marca 0.25 yo se que es un cuarto, si marca 0.5 es media, 0.75 son tres cuartos y si marca 1.00 entonces ¡es una libra completa!”

¡Apague y jale mae mejor!

7 comments:

Monica said...

jajaj como me reí!!... más en el final... hasta me pude imaginar toda la escena!.
La verdad es que para nosotros es dificil acostumbrarnos a esas medidas porque no las aprendimos desde pequeños... lo que hay que hacer es No pensar en convertir todo!, eso lo hace menos complicado.
En cuanto a las onzas cuando nazca tu baby ya te iras acostumbrando.. porque los chupones también se miden por onzas. :) (acá en CR también... claro con los chupones de "avent" q son buenisimos).

Paulina said...

Demasiada risa...siempre me he preguntado lo mismo yo...jaja.

Además agrego algo

cuando entré a un Mc Donalds en COSTA RICA y vi por primera vez el "1/4 de libra con queso" tuve dos inquietudes: 1. 1/4 de libra de que? pan? carne? tomate? 2. Cuanto es una libra?? Cuanta carne/tomate/lechuga me voy a comer??
(admito que estaba carajilla y no me gustaba mucho Mc, sin embargo la 1/4 de lb es mi favorita ahora)

Ahora entiendo que:
1.es más cool decir 1/4 de lb que 1/7.5 de kg
2. suena más carne 1/4 de lb que 1/7.5 kg

Anonymous said...

:-) :-) :-), fue mucho con demasiado esa explicación, le metieron diez con hueco.

Dean CóRnito said...
This comment has been removed by the author.
Dean CóRnito said...
This comment has been removed by the author.
Dean CóRnito said...
This comment has been removed by the author.
Dean CóRnito said...

Si fueras gringo hubieras empezado el post de la siguiente manera:

"Cuando la Teacher Soco nos explicó que existían tres medidas básicas, los gramos, los litros y los metros, sus múltiplos deca, hecta y kilo, y submúltiplos deci, centi y mili, me pareció tan obvio y tan sencillo que estaba seguro iba a sacarme un cien en ese examen. Recuerdo claramente que no pegué el cien, sino más bien un submúltiplo de cien, y de ahí en adelante me quedé con las libras, las millas y los galones." ;-)